Revista de misionología

Edición Hispanoamericana

De Jujuy a Mozambique

Dice una canción del Padre Eduardo Meana: ¨Si quieres, te acompaño en el camino, si quieres hoy me quedare contigo¨ y es con estas palabras que quiero agradecer a Dios por todos los que somos parte de este camino, de los que lo recorremos juntos, de los que nos acompañamos con la oración, la amistad, la presencia y al mismo tiempo compartir esta experiencia de la misión.

Los Origenes 

Mi comunidad de origen es la Parroquia San José de Perico donde viví las primeras experiencias misioneras con el grupo juvenil. Como sacerdote estuve 6 años en vicario parroquial en San Pedro y San Pablo y después de 6 años de párroco en Santa Teresita del Niño Jesús.

Participe en Paraná (1999) en el primer congreso americano misionero y fue ahí donde ¨sentí¨ mas fuerte este llamado a ir más allá de las fronteras. A mi regreso lo compartí con padre Obispo Marcelo y me dijo que lo rece y lo deje en manos de Dios. Así fue que pasaron 10 años hasta el año 2009 en que recibí este envió misionero ad gentes. En ese tiempo también compartíamos estos deseos con otros de los sacerdotes jóvenes y seminaristas.

Cuando hable esto con el Obispo nunca había pedido venir a África, le dije que quería vivir esta experiencia de disponibilidad y una entrega un poco más radical, lo único que le había pedido es estar en comunidad. Un día me llamo y me dijo ya tengo el lugar: ¨Alto Molocue¨ en Mozambique y me dijo que había hablado con su congregación y estaban dispuestos a recibirme para trabajar con ellos en esa misión.

Alto Molocue             

Aquí en la comunidad actualmente somos 5, 4 sacerdotes y un laico voluntario. La congregación tiene en Portugal una asociación de laicos voluntarios que vienen constantemente aquí especialmente para los trabajos del Centro Juvenil. Algunos por 2 años, 1 año o en sus meses de vacaciones. En estos dos años y medio ya pasaron muchos por aquí. Con ellos compartimos las oraciones y comidas.

En este momento esta Padre Onorio, italiano (superior y ecónomo) Padre Messias responsable de la pastoral y Padre Carlitos responsable del centro Juvenil. También el ultimo año compartió aquí un diacono diocesano mozambicano haciendo su año de pastoral y que ya fue ordenado sacerdote en junio de este año.

En esta parte de la provincia de Zambezia (norte de Mozambique) está la etnia LOMWE. En el pueblo la mayoría habla portugués (idioma oficial) y fuera en el ¨mato¨ (parte rural) muy poco. El nivel de educación es muy pobre. Fuera del pueblo acompañamos a 300 comunidades cristianas. Las visitas son los sábados y domingos donde llegamos para las confesiones, catequesis, misa y reunión con los responsables. Dependen los caminos, los tiempos de lluvia o sequia, hay comunidades que reciben la visita del sacerdote una vez por año. Los miércoles también tenemos encuentros de formación en las diferentes zonas donde se juntan varias comunidades.

Después aquí en el pueblo está el Centro Juvenil donde estamos durante la semana y fines de semana por la tarde, cuando regresamos de las comunidades, ayudando a los jóvenes. Hay una biblioteca (la única en el pueblo) una sala de computación y diferentes tareas que vamos ofreciendo: cursos de guitarra, clases de apoyo para los que van a la secundaria, grupos corales, teatro, etc.

Todos los miércoles también tenemos misa para los jóvenes y encuentros de formación. En enero de este año hicimos una experiencia de un retiro espiritual y fue buena la experiencia. Aquí vienen jóvenes católicos, catecúmenos, no bautizados y de otras iglesias cristianas, especialmente la bautista con quienes hay una buena integración. Para pentecostés del 2011 hicimos un encuentro entre los jóvenes católicos y los de la Iglesia bautista y fue muy interesante.

Todavía hay mucho por andar en estas tierras. La situación histórica de Mozambique, colonización, independencia, 16 años de guerra civil, dejaron muchas heridas y a pesar de los 60 años de la presencia del evangelio la siembra es constante. La realidad fe y cultura, ritos, tradiciones es un tema que precisa de reflexión.

Para los jóvenes son pocas las oportunidades. Muchos dejan la secundaria por  no tener el dinero para la inscripción anual (15 pesos argentinos mas o menos). Es fuerte oírlos hablar y decir que ellos por ser negros no tienen suerte. La autoestima es un tema que siempre tenemos que trabajar con ellos.

Si bien conocen todos los avances de la modernidad, para ellos hay cosas casi inaccesibles. No todos tienen luz eléctrica, agua corriente todavía aquí no hay, solo en algunos lugares alguna ue otra bomba y después todos los días tienen que buscar agua en los pozos. Las necesidades y problemas sociales son muchos y como en todos lados existen problemas de corrupción, alcoholismo, familias divididas. La malaria y el sida son dos grandes enemigos de la vida. El promedio de vida aquí es más o menos entre 35 y 40 años.

Intenté hacer un resumen. Son muchas las vivencias de estos tiempos y muchas veces las experiencias de fe son difíciles escribirlas. Mi envió terminaría en junio del 2012, el después Dios lo ira mostrando.

San Arnoldo Jansen decía: ¨el mejor lugar del mundo es aquel donde Dios te quiere¨
Gracias por su tiempo para compartir este camino y gracias por acompañar. Los rezo y pido a Dios que lleve a buen término todos sus proyectos, un abrazo!

Sacerdote del Clero-Diocesis de Jujuy – Misionero en Mozambique

Revista Iglesia Misionera No 489 p.25-25

Temas principales de 2014



214 Marzo:
La libertad religiosa



215 Junio:
La familia, lugar de mision (Perspectiva africana)



216 Septiembre: Desafios del pentecostalismo



217 Diciembre:
La Evangelizacion en masculino y femenino